A A A Tamaño de letra     Imprimir     E-mail     Compartir
Publicado: Abril, 2009

LA ACADEMIA NORTEAMERICANA DE LA LENGUA ANUNCIA NUEVAS INICIATIVAS

Nueva York, 13 de abril de 2009 - En un seminario celebrado en Hunter College en la ciudad de Nueva York a comienzos de abril, la Academia Norteamericana de la Lengua Española (ANLE) anunció sus últimos planes relacionados con el español de los Estados Unidos. La Academia, fundada en 1973, ha revitalizado sus actividades bajo el mandato de su nuevo director, Gerardo Piña-Rosales, y varias de sus comisiones clave.

 
El seminario titulado “ANLE: Su misión, sus servicios y sus recursos", moderado por Frank Gómez, presidente de la Comisión de Relaciones Públicas, presentó la singular historia y la misión de una academia de la lengua en un país cuyo idioma principal no es el español. “Un grupo de visionarios, a principios de los años setenta”, dijo Piña-Rosales, “vio la necesidad de fomentar la defensa del idioma español en los Estados Unidos. Después de muchos esfuerzos, la ANLE fue aceptada como miembro de la Asociación de Academias de la Lengua Española en 1980”.
 
Piña-Rosales celebró los esfuerzos de los pioneros que crearon esta Academia, entre ellos el difunto Odón Betanzos, ex presidente, y Eugenio Chang-Rodríguez. “Debemos nuestra gratitud a estos y otros que han puesto nuestra Academia al mismo nivel de todas las demás academias del mundo”, dijo el director. “Se nos presenta el reto singular de trabajar en un país de habla inglesa y de alentar a los hispanos a retener su propia lengua”.
 
El español en los Estados Unidos: retos y necesidades
 
A continuación de su ponencia sobre la historia de la misión de la Academia, Leticia Molinero, miembro de la ANLE desde hace varios años y presidenta de su Comisión del Cibersitio, habló de las características particulares que adquiere el idioma español en los Estados Unidos. “La Asociación de Academias de la Lengua Española” observó la académica, “reconoce la legitimidad de los diferentes usos del español en todas las regiones, incluidos los Estados Unidos. Enfrentamos el reto de tener la población hispanohablante más diversa del mundo y de estar expuestos a la influencia diaria del inglés, pero también reconocemos los aportes a nuestro idioma de cada grupo de inmigrantes”.
 
Molinero recalcó la importancia de reconocer que el español de los Estados Unidos va mucho más allá del “Spanglish”, un fenómeno del idioma hablado, en vista de que existe un gran volumen de español escrito en los Estados Unidos, tanto en la literatura de los estadounidenses hispanohablantes como en la copiosa traducción con fines de comunicación e información. Asimismo hizo notar que en los Estados Unidos “el inglés no es siempre una mala influencia sobre el español; también sirve como factor unificador de los inmigrantes hispanohablantes en su nuevo país. Algunas características del español formal de las comunicaciones escritas son exclusivas de los Estados Unidos y deben considerarse como nuevos americanismos dentro de las variedades del español en todo el mundo”, afirmó Molinero.
 
De acuerdo con criterios de funcionalidad operativa entre los dos idiomas, Molinero presentó ejemplos de asimilaciones y convenciones que se utilizan para facilitar las comunicaciones en una cultura dominada por el inglés. Algunas de estas convenciones, que se desvían del español tradicional, son el empleo de la notación numérica estadounidense, el formato de la hora AM-PM y el uso de las unidades de medición anglonormandas. Además observó que la notación numérica estadounidense también se usa actualmente en nueve de los 22 países hispanohablantes.
 
Molinero, una traductora ampliamente reconocida, concluyó diciendo que la necesidad de comunicar la información que se origina en inglés permite unificar el uso del idioma español en los Estados Unidos. “Necesitamos reconocer y legitimar su uso en los Estados Unidos. La investigación es esencial, así como lo es un diccionario del uso del español en este país”. Concluyó recordando al público las declaraciones de otros expertos de que la mayor influencia del idioma español en todo el mundo provendrá del que se utilice en los Estados Unidos.
El español y el gobierno de los Estados Unidos
 
Las normas para designar los nombres de las agencias y los cargos públicos en el gobierno federal fue uno de los temas presentados por Laura Godfrey, co-administradora de GobiernoUSA.gov, el portal internético oficial del gobierno de los Estados Unidos que forma parte de la General Services Administration (GSA) en Washington, DC. ANLE y GSA, explicó la funcionaria, firmaron recientemente un convenio de colaboración entre ambas entidades con fines de mejorar y estandarizar el idioma en las comunicaciones en español del gobierno federal. “Empezamos a nivel federal”, dijo Godfrey, “y confiamos en poder asistir también a los usuarios del idioma español en los niveles de los gobiernos estatales y municipales”.
 
“GobiernoUSA.gov y ANLE tienen una misión común,” afirmó Godfrey. “Nos proponemos algo sin precedentes, pero sabemos dónde estamos y adónde necesitamos llegar. El uso correcto del español es importante en todos los aspectos, y las agencias gubernamentales deben poder comunicarse efectivamente con los hispanoamericanos en relación con una cantidad innumerable de temas”. Añadió que la idea de un diccionario de español estadounidense es una novedad prometedora.
 
Investigación del uso del idioma español en los Estados Unidos
 
El Dr. Francisco Marcos-Marín, Profesor de Lingüística Hispánica en la Universidad de Texas, San Antonio, ilustró vívidamente – con resultados de sus investigaciones – la naturaleza del español en los Estados Unidos. Marcos-Marín, vocal de la Comisión de la ANLE para el estudio del español en los Estados Unidos, habló de sus investigaciones y de las de sus colegas, relacionadas con las tendencias de simplificación del idioma español, y los criterios de validación de su uso en este país y a nivel internacional.
 
Presentó datos, por ejemplo, sobre la frecuencia de palabras específicas del español de la publicidad en los Estados Unidos. “El hecho de que ‘clase’ y ‘media’ se encuentran entre los términos no preposicionales de uso más frecuente nos indica algo acerca del contenido del uso del español aquí”, dijo el catedrático. Ganador del prestigioso premio Humboldt por investigaciones lingüísticas, Marcos-Marín, como miembro de la ANLE, ha desempeñado y seguirá desempeñando un papel clave en la investigación del uso del idioma español en los Estados Unidos y de la forma en que esto influirá al español de todo el mundo.
 
“La única forma en que podamos conocer precisamente qué términos y construcciones se utilizan en el español en los Estados Unidos es mediante la investigación”, recalcó Marcos-Marín. “Esto es algo que hacemos mediante el análisis de textos y la integración de nuestros proyectos con los de otros miembros de la Asociación de Academias”.
 
Concluyó su presentación subrayando la importancia de reunir a los investigadores que aportan diferentes perspectivas y necesidades con respecto al español de los Estados Unidos, y mantener una atmósfera de confianza y colaboración en cuanto a compartir y utilizar los resultados de las investigaciones. Marcos-Marín también apoyó las recomendaciones de los demás panelistas respecto de la elaboración y publicación de un diccionario del español de los Estados Unidos.
 
Conclusiones
 
Al concluir el seminario, Gerardo Piña-Rosales felicitó a los ponentes e hizo notar lo bien que se habían complementado sus posiciones convergentes hacia un mismo fin. Destacó la importancia del enfoque de la ANLE en el español de los Estados Unidos e hizo notar que la Academia Norteamericana desempeña un papel clave en la Asociación de Academias de la Lengua Española.
 
El Dr. Piña-Rosales anunció varios proyectos de la ANLE, entre los que se encuentra la próxima publicación de “Hablando bien se entiende la gente”, por Santillana USA (Miami), un libro que presenta más de 300 consejos idiomáticos útiles editados por los académicos de la ANLE. 
 
La ANLE, añadió su director, también se está planteando la necesidad de un Diccionario escolar de español para Estados Unidos. Por otra parte, ya se ha decidido publicar un nuevo libro sobre la experiencia de la poeta chilena Gabriela Mistral durante su estadía en los Estados Unidos. Esta obra en particular se presentará ante el V Congreso Internacional de la Lengua Española que se celebrará en Valparaíso, Chile en marzo de 2010.
 
También agradeció a María Cornelio, directora del Programa de Traducción e Interpretación de Hunter College y colaboradora de la ANLE, su mediación para que el seminario pudiese llevarse a cabo en dicho recinto universitario.
 
Contacto:
blog comments powered by Disqus