DANIEL R. FERNÁNDEZ, DE LA ACADEMIA NORTEAMERICANA DE LA LENGUA ESPAÑOLA, DISERTÓ SOBRE ÁLVAR NÚÑEZ CABEZA DE VACA

Publicado: Noviembre, 2009

NUEVA YORK (18/11/09).
 Con una fascinante disertación ilustrada sobre las aventuras y desventuras del conquistador conquistado Álvar Núñez Cabeza de Vaca, el profesor Daniel R. Fernández, miembro correspondiente de la Academia Norteamericana de la Lengua Española, se sumó a la serie de conferencias que esta corporación ha venido ofreciendo a lo largo del año. En esta ocasión el acto tuvo lugar en el Lehman College de la Universidad de la Ciudad de Nueva York.

“Cabeza de Vaca no conquistó nada — afirmó el disertante—. Quiso hacer de su fracaso una victoria. En sus Naufragios, este explorador español aspiraba a que se le reconociera su mérito, y, para ello, no dudó en apelar a la emoción y compasión de los lectores, describiendo el hambre, la desnudez, la miseria que sufrieron él y otros compañeros de infortunio en aquellas tierras inhóspitas de Norteamérica. “En muchos aspectos —afirmó Fernández—, Cabeza de Vaca es la contrapartida de Hernán Cortés”.

El prof. Daniel R. Fernández en un momento de su conferencia.

En su análisis sobre los Naufragios, y para demostrar la fascinación que estos fenómenos naturales han ejercido siempre sobre los hombres, el profesor Fernández, ilustrando sus comentarios con una interesante serie de grabados y mapas antiguos, se remontó a la Biblia, la Eneida, la Odisea, Los viajes de Gulliver, hasta llegar al Titanic, la película más taquillera en la historia del cine.

Cabeza de Vaca, declaró Fernández, “fue el primer europeo que escribió en lengua europea de lo que hoy es Estados Unidos; fue el primer europeo que describió la flora y la fauna de este país, como también las sociedades indígenas, entre las que vivió durante largos años”. En su obra —que calificó de “amalgama de fantasía y realidad— “el indígena aparece como un ser normal, de carne y hueso”.

El numeroso público quedó fascinado con la evocación que hizo el profesor Fernández de ese pintoresco personaje que se llamó Alvar Núñez Cabeza de Vaca, “políglota, conocido hoy como el primer cirujano de Estados Unidos, evangelizador, chamán, líder entre los indígenas”; y en definitiva “un sobreviviente, un valiente, un temerario”.

El director de la Academia Norteamericana de la Lengua Española (ANLE), Gerardo Piña-Rosales, clausuró el acto recordando al público que la historia de Estados Unidos no comienza con la llegada a Plymouth de los llamados Pilgrims, sino con el arribo de Ponce de León a la Florida, y que nombres como Hernando de Soto, Coronado, Menéndez de Avilés y tantos otros, deberían ser más conocidos de lo que son, sobre todo por los jóvenes hispanounidenses.

Comisión de Información
Academia Norteamericana de la Lengua Española

PARA SU DIFUSIÓN INMEDIATA:
Contactos: 

 

comments powered by Disqus