GERARDO PIÑA-ROSALES ES ELEGIDO COMO DIRECTOR DE LA ANLE

Publicado: Enero, 2008

Publicación: 24 de enero del 2008, 10:08 PM EDT

Por JORGE COVARRUBIAS 

 

NUEVA YORK (AP) -La Academia Norteamericana de la Lengua Española, la más joven de las 22 academias que conjuntamente producen el Diccionario, la Gramática y la Ortografía del idioma hablado por más de 400 millones de personas en el mundo, eligió el jueves como nuevo director a Gerardo Piña Rosales. 
 
El catedrático y autor laureado de origen español fue escogido para suceder al prominente hombre de letras Odón Betanzos Palacios, quien falleció en septiembre después de haber sido uno de los fundadores de la academia incorporada en 1974, y su director durante muchos años. 
 
"Es una verdadera aventura, un reto, un desafío", afirmó Piña Rosales al conocer el resultado de la elección que se efectuó en Nueva York y que lo encaramó al frente de la organización de la que había sido secretario, "sobre todo porque estamos en el ojo del huracán". 
 
"Lo digo porque nuestra academia opera en los Estados Unidos, país donde la lengua mayoritaria es el inglés, que hoy por hoy es la que más influye en el español", agregó. "Es decir, que la Academia Norteamericana asiste, desde dentro, a la evolución, positiva o negativa, según los casos, de la lengua española". 
 
"Es evidente que, a pesar del número tan elevado de hispanohablantes residentes en Estados Unidos, el español se siente acosado por el inglés", dijo Piña Rosales a la AP. "Los cambios e innovaciones lingüísticas, la irrupción volcánica de neologismos, que se producen primero por estos pagos, los veremos al poco tiempo adoptados o rechazados en otros países, tanto en España como en la América Latina". 
 
El flamante director, profesor, escritor premiado, eximio fotógrafo y ejecutante de guitarra clásica, una muestra de sus múltiples intereses, pasa a dirigir una academia que representa a más de 40 millones de hablantes de español, la cuarta en número de todas las comunidades de hispanohablantes en el mundo20después de México, España y Colombia. 
 
"El reto que se le presenta a la ANLE a la hora de describir cualquier aspecto lingüístico del español en Estados Unidos estriba en que en este país residen hispanohablantes provenientes de todo el mundo hispánico", dijo Piña Rosales. 
 
Joaquín Segura, el censor que ofició como director provisional desde el fallecimiento de Betanzos Palacios, consideró "muy reconfortante presenciar el escrutinio electoral de nuestra academia" y dijo que "se ha logrado una transición relativamente tranquila realizada de acuerdo con los estatutos". 
 
"Espero que Gerardo Piña Rosales continuará la labor del finado don Odón Betanzos Palacios y le deseo una gestión muy eficaz y exitosa". 
 
Además de representar a casi el 10% de todos los hispanoparlantes del mundo, la Academia Norteamericana participa activamente junto con las demás academias hermanas en la preparación del diccionario, la gramática y la ortografía y otras obras lexicográficas que durante más de dos siglos fueron exclusividad de la Real Academia Española. 
 
Después de admitir en los últimos años que casi el 90% de los hispanohablantes están fuera de España, la RAE se abrió a las demás academias para preparar conjuntamente a partir de entonces todas las obras rectoras de la lengua española. 
 
Piña Rosales tiene en carpeta ambiciosos planes para la academia luego del paréntesis impues to por la transición tras el fallecimiento de su antecesor, entre ellos publicaciones, conferencias, presentaciones públicas y la posibilidad de instituir un premio anual para trabajos de crítica filológica y creación literaria. 
 
Y también alienta la esperanza de lograr alguna vez dos preciados objetivos: "que contemos con una sede totalmente independiente y que en todos los estados se tenga en cuenta a la Academia a la hora de decidir sobre el idioma".