A A A Tamaño de letra     Imprimir     E-mail     Compartir

Publicado: Septiembre, 2011

Luis Alberto Ambroggio se incorpora a La Academia Norteamericana de la Lengua

WASHINGTON _ En un programa doble en los salones de Biblioteca del Congreso Nacional, la Academia Norteamericana de la Lengua Española (ANLE) incorporó al poeta de origen argentino Luis Alberto Ambroggio como miembro numerario y presentó su libro Gabriela Mistral en los Estados Unidos con dieciséis ensayos sobre la vida y obra en este país de la poeta chilena, primera ganadora de un Premio Nobel de literatura en Hispanoamérica.

Los dos actos se llevaron a cabo el viernes 30 de septiembre ante una nutrida concurrencia de escritores, artistas, políticos y diplomáticos, entre los que se contaba una delegación de la embajada de Chile, que manifestó su agrado de que la ANLE hubiese dedicado su libro a las víctimas del terremoto que afectó a ese país en marzo del año pasado.

Siguiendo la tradición académica, Ambroggio leyó un discurso de ingreso que fue contestado por el director de la ANLE y finalmente recibió el diploma de numerario.

En su discurso titulado "La memoria poética hispana de los Estados Unidos desde 1571 hasta el presente", el poeta ofreció un trabajo historiográfico como "testimonio y humilde homenaje a la misión de nuestra Academia Norteamericana y a todos los que se han atrevido a proclamar y reclamar esta vena hispano-americanista en todas las Américas, sin menoscabo de otras culturas e idiomas, rescatando en los Estados Unidos nuestra presencia, nuestra historia, nuestra cultura, nuestro idioma hispano", ya que citando a Paz Soldán y Alberto Fuguet: “no se puede hablar de Latinoamérica sin incluir a los Estados Unidos”.

Resaltó a continuación la “memoria poética que a través de los cuerpos poéticos recorridos; el colonial, el mexicano-estadounidense, el puertorriqueño continental, el cubano-americano y el de la poesía de los exilios hispanoamericanos, que "se caracteriza, a lo largo de su prolongada y multifacética historia, por una riqueza multicultural, voz antigua y nueva”, con “representantes de todos los movimientos literarios desde el Barroco hasta la post-globalización y con una presencia femenina cada vez más predominante que ha cuestionado, resistido e ido liberándose desde su realidad y expresión, con su poesía dialógica, solidaria, relacional".

Por indisposición del director de la ANLE Gerardo Piña Rosales, Estelle Irizarry, presidenta de la Comisión de Informática Literaria y Lingüística de la Academia Norteamericana, leyó la contestación del director titulada “La poesía de Luis Alberto Ambroggio”.

“La Academia Norteamericana de la Lengua Española recibe hoy a un nuevo miembro de número y la Real Academia Española a un nuevo correspondiente hispanoamericano o, debería decir, hispanounidense”, comenzó el discurso del director. “Con el ingreso de Luis Alberto Ambroggio en nuestra Academia, nos sentimos todos de fiesta”.

“Toda escritura es siempre un encuentro, un diálogo con otras escrituras. Todo poema recoge los ecos de otros poemas, de otras voces”, agregó. “En la obra poética de Luis Alberto Ambroggio se oyen a veces la voz doliente de César  Vallejo, la voz sibilina de Jorge Luis Borges, la voz atormentada de Luis Cernuda, la voz amante de Pedro Salinas, la voz viril de José Hierro, la voz asordinada de Rilke, la voz ventrílocua de Fernando Pessoa. Pero estas voces, ora susurrantes, ora ensordecedoras, no opacan en ningún momento la voz de Ambroggio”.

En su presentación al comienzo de la ceremonia, la Dra. Roza Tezanos Pinto, de la Universidad de Indiana-Purdue, afirmó era un "honor rendir homenaje a Luis Alberto Ambroggio por una carrera que enaltece con su talento, con una obra magistral que perdurará por su inestimable valor, profundidad, belleza, por su irreprochable balance entre idea y emoción".

Georgette Dorn, directora de la División Hispánica de la Biblioteca del Congreso y numeraria electa de la ANLE, destacó en sus palabras de bienvenida la labor del nuevo académico en pro de la lengua española y las literaturas hispánicas en los Estados Unidos. Y Carlos Paldao, Colaborador de la ANLE, se refirió a las numerosas actividades que desarrolla la Delegación de la ANLE en Washignton DC, resaltando algunos de los proyectos que esta pondrá muy pronto en marcha. A continuación, para formalizar el ingreso de Ambroggio a la Academia, Irizarry y Paldao le entregaron al flamante académico la medalla y el diploma de Numerario de la ANLE.

Antes de este acto se presentó el libro Gabriela Mistral y los Estados Unidos, publicado por la ANLE, y cuyos editores son Gerardo Piña Rosales,  Jorge Ignacio Covarrubias y Orlando Rossardi.

El director de la ANLE trazó una evocación onírica que anudó la poética de la ensoñación, la reminiscencia creadora y el humanismo trascendente con el realismo mágico en cuyos extremos están Gabriela Mistral y en el otro Pablo Neruda y entre ambos un vinculante, Maldoror el personaje de Ducasse, cuya presencia demoníaca que aborrece lo divino y la humanidad naufraga ante el vitalismo de Gabriela Mistral.

Por su parte la profesora Dorn ofreció una detallada descripción de la relación de Gabriela Mistral con la Biblioteca del Congreso de Washington y destacó que la poesía de la chilena eterna había quedado grabada en los Archivos de la Literatura Hispanoamericana de la Biblioteca.
blog comments powered by Disqus