RECONOCEN EL APORTE DE LA ACADEMIA NORTEAMERICANA DE LA LENGUA ESPAÑOLA AL DICCIONARIO DE NUESTRO IDIOMA

Publicado: 7/23/2012

PARA DIFUSIÓN INMEDIATA

CONTACTO: 
Jorge Ignacio Covarrubias, press@anle.us

Nueva York (15/7/2012).- El aporte de la Academia Norteamericana de la Lengua Española (ANLE) a la tarea lexicográfica de nuestro idioma empezó a dar sus frutos después de que el Diccionario de la Real Academia Española (DRAE) aceptara incorporar por primera vez el término “estadounidismo” para indicar las palabras acuñadas por los hispanohablantes de Estados Unidos. Los estadunidismos son, pues, palabras o usos propios del español hablado en los Estados Unidos de América.

Uno de los nuevos términos que aparecerán en la próxima edición del Diccionario de la Real Academia Española en 2014 es “espanglish”, que se define como “Modalidad del habla de algunos grupos hispanos de los Estados Unidos, en la que se mezclan, deformándolos, elementos léxicos y gramaticales del español y del inglés”.

La ANLE es una de las 22 academias de la lengua española que conjuntamente publican el Diccionario, la Gramática, la Ortografía y otras obras de referencia en nuestro idioma, tanto normativas como descriptivas, de acuerdo con la nueva política panhispánica adoptada en las dos últimas décadas. Ante la comprobación de que más del 90% de los hablantes de español residen en América, la Real Academia Española recabó de todas las academias sus aportes a la preparación del Diccionario.

La inclusión de los estadounidismos es un reconocimiento a la importancia del idioma español en Estados Unidos, que según el censo más reciente cuenta con 50 millones de hispanos. Esa cifra coloca a la Unión Americana en segundo lugar entre las naciones con mayor número de hispanohablantes, solo detrás de México. Además, debido a la inmigración que recibe de todos los países de habla hispana, Estados Unidos es el crisol donde se funden las diferentes variantes de la lengua común.

Gerardo Piña-Rosales, director de la ANLE, señaló que el hecho de que por primera vez aparezcan estadounidismos en el DRAE se debe en gran parte a la determinación de la Academia Norteamericana porque así fuera: “A estas alturas, creo que ya se puede hablar de un español de Estados Unidos; esta variante (que no tiene nada que ver con el llamado espanglish) es una más, ni mejor ni peor —aunque sin duda más compleja— que las que presentan los países hispanohablantes. Como era de esperar, la tecnología también ocupa un lugar prominente entre las nuevas incorporaciones al diccionario, con términos como blog, bloguero, chat, chatear, tableta electrónica y otros. No es necesario recordar que la mayoría de estas voces provienen del inglés, lengua con la que convivimos los hispanounidenses”.

Desde el 2001, cuando se publicó la más reciente edición del DRAE —la 22ª— se han efectuado 22.000 actualizaciones entre términos nuevos, términos modificados y términos suprimidos. Todas ellas, y otras más, serán incorporadas a la próxima edición de 2014.

Darío Villanueva, secretario de la RAE, y coordinador de las comisiones que elaboran el Diccionario, afirmó que la Academia “no promociona palabras, sino registra lo que se impone, lo que la gente utiliza”, en una ratificación más de que el idioma lo hace el pueblo y que las academias procuran que ese proceso de incorporación se acomode a la naturaleza, gramática y sintaxis del idioma.


La ANLE, una de las 22 academias de la lengua española en tres continentes, es una corporación sin fines de lucro, fundada en 1973, cuya misión es fomentar el uso correcto de la lengua española en los Estados Unidos. Es reconocida oficialmente por GSA como máxima autoridad en materia de idioma español en este país.