PRESENCIA DE LA ANLE EN EL VI CONGRESO INTERNACIONAL DE LA LENGUA ESPAÑOLA, PANAMÁ

Publicado: 10/2013

Correspondiente de la Real Academia Española

CONTACTO: prensa@anle.us

PARA DISTRIBUCIÓN INMEDIATA

A continuación se presentan extractos del Congreso Virtual  creado por D. Jorge Ignacio Covarrubias, Secretario de la Academia Norteamericana de la Lengua Española, para compartir con los lectores del mundo hispanohablante los sucesos del VI Congreso Internacional de la Lengua Española celebrado en la ciudad de Panamá, durante la penúltima semana de octubre de 2013.


Los interesados en conocer todas las sesiones del Congreso pueden acceder a 
http://www.cile.org.pa/programacion.htm

 

Panel “Literatura hispánica y redes transatlánticas”

23/10/2013

El presidente del panel, Gerardo Piña Rosales, director de la Academia Norteamericana de la Lengua Española, aportó dos interesantes puntos de vista a su presentación:

  • En este foro se analizará el fenómeno del libro y el lenguaje gráfico. Son todavía pocas las obras en los ámbitos de las literaturas hispánicas que apelan a la imagen, no ya como elemento ancilar del texto sino como complemento esencial del mismo, a veces como dialogante, a veces como enojoso cuestionador. En realidad, la literatura moderna está todavía en pañales, si la comparamos por ejemplo con la pintura, que tras el contundente golpe de la invención de la fotografía buscó otros caminos para no quedar estancada en un mimetismo tan inocuo como castrador. Tal vez la solución radique en el uso de las nuevas técnicas narrativas que vehicula la informática, desde el hipertexto al poema gráfico, teniendo en cuenta, cómo no, los nuevos modos de lectura en formato electrónico, cuya porosidad y maleabilidad ofrecen al lector la posibilidad de recrear activamente, a través de hiperenlaces por ejemplo, el texto en cuestión, tejiéndose de ese modo una rica polifonía que va más allá de la mera intertextualidad.
  • Me veo en la obligación de romper una lanza por la literatura hispanounidense. Ya va siendo hora, y puesto que hablamos de libros, que reconozcamos la existencia en Estados Unidos de todo un vasto e importante corpus narrativo y poético, todavía muy poco conocido. Y escrito en español, claro está, pues los textos de escritores de origen hispano, como los del recién fallecido Oscar Hijuelos, o del famoso Junot Díaz, escritos en inglés, pertenecen a la literatura anglosajona. Me parece vergonzoso que libros como Estampas del valle, La seducción de Hernán Cortés o Morir en Isla Vista, de Rolando Hinojosa-Smith, José Luis Ponce de León y Víctor Fuentes respectivamente, permanezcan a estas alturas en el más ignominioso de los olvidos. A algunos se les cae la baba cada vez que hablan del español en los Estados Unidos, pero pregúntenles ustedes si conocen las obras de Eduardo González-Viaña, Jaime Manrique, Isaac Goldemberg, Ernesto Quiñonez, Edmundo Paz Soldán o Alfredo Villanueva-Collado.

El panel fue coordinado por Julio Ortega (Perú), y participaron Gustavo Guerrero (Venezuela), Nubia Macías (México), Rogelio Rodríguez Coronel (Cuba), Ángela Romero-Astvaldsson (España) y Darío Villanueva (España), todos ellos prestigiosos investigadores de las literaturas hispánicas.

Darío Villanueva, secretario de la Real Academia Española trató de proyectar sobre la realidad de la literatura hispánica de los siglos XX y XXI las concepciones empíricas de la literatura como un sistema de acciones individuales y sociales que incluyen en su origen la propia creación, pero que otorgan suma importancia a los procesos de mediación de los textos creados para facilitar su recepción por los públicos, así como a su posprocesado en forma de nuevas creaciones (artísticas, cinematográficas, periodísticas, críticas, pedagógicas, etc.) derivadas de la creación original pero distintas de ella.  “Se trata de comprobar hasta qué punto podemos hablar de un sistema (o polisistema, según las propuestas de Itamar Even Zohar) a propósito de la literatura escrita en español a ambos lados del Atlántico, en el que, sobre todo en lo referente a la propia creación (nuevas tendencias, estilos, escuelas…) y a la mediación (industria editorial), las funciones de centro y periferia del sistema han sido y siguen siendo mudables e intercambiables, correspondiendo en cada momento a uno o varios enclaves tanto en España como en América”.

Gustavo Guerrero, profesor de literatura hispanoamericana contemporánea en la Universidad de Cergy-Pontoise, en Francia y consejero literario de la Casa Gallimard en Paris. Su ponencia discutió brevemente lo que ha representado el diálogo atlántico entre la literatura latinoamericana y la cultura francesa, centrándose específicamente en la publicación y promoción de algunos autores de la región dentro de las colecciones de la célebre casa editorial parisina Gallimard. Planteó el inicio de ese intercambio bajo la influencia de la figura del polígrafo francés Valery Larbaud a principios del siglo XX, después con la colección la Nueva Cruz del Sur, fundada por Roger Caillois en 1945, y al final con la recepción de los autores del boom en los años sesenta y setenta.

Nubia Macías, mexicana, es licenciada en sociología por la Universidad de Guadalajara y cursó la maestría en periodismo del diario El País, avalada por la Universidad Autónoma de Madrid. Durante diez años dirigió la Feria Internacional del Libro de Guadalajara. Afirmó que como todos los intercambios que se suceden en el mundo transatlántico,  el viaje del lenguaje está marcado por las tensiones políticas, económicas, sociales y culturales,  locales  e internacionales.  Sostuvo que  para que este viaje de ida y vuelta produzca  un intercambio que permita al español ser una lengua competitiva internacionalmente, se  requiere de esfuerzos reales tanto privados como estatales que implican a todos los eslabones de la cadena del libro impreso y electrónico.

Ángela Romero-Astvaldsson, doctora en literatura hispanoamericana por la Universidad de Salamanca. Actualmente trabaja en la Universidad de Liverpool. Tomando como punto de partida una selección de textos narrativos –relatos, fragmentos de novelas, memorias– de escritores contemporáneos de diferentes países hispanoamericanos en los que tematizan la experiencia inmigratoria en España, propuso una lectura crítica tentativa de los mismos que reflexione sobre cómo y por qué el lugar de enunciación propicia que sus autores viertan en muchos de ellos una mirada sobre la realidad a la que llegan en la que se despliegan mecanismos y estrategias que generan una tensión expresiva que abriga una lógica que nos interroga, nos subvierte y por tanto, nos desvela: a unos y a otros.

Rogelio Rodríguez Coronel, de la Academia Cubana de la Lengua, después de proponer el término ‘redes trasoceánicas’ en vez de ‘redes trasatlánticas’, habló sobre la presencia de la cultura asiática, sobre todo china, en Cuba a partir del siglo XVIII, “cuando llegaron los culíes para suplantar a los negros” y a partir de 1860 la llegada de los chinos californianos. Agregó que la literatura refleja los signos trasvasados. “Quería llamar la atención sobre un ingrediente que se ha pasado por alto, el de la influencia asiática, sobre todo china, en Cuba”, dijo, “Se entrecruzan culturas muy diversas. Hay pasajes de ‘Paradiso’ que no se entienden sin el I Ching. Nos enriquece ver esa diversidad enorme, de la que podemos sentirnos orgullosos”.

Julio Ortega fue un animador permanente que estimuló y azuzó a los ponentes para extraerles interesantes adiciones a sus charlas. Y finalizó con un toque jocoso cuando dijo que Cervantes solicitó un puesto en Panamá y que algunos eruditos se preguntan si no hubiese escrito el Quijote de haber venido a Panamá. Conjeturó que en ese caso habría presentado al Quijote, en vez del yelmo, con un elegante sombrero panamá.

 

AUSCULTANDO EL LENGUAJE

23/10/2013

El Instituto Cervantes se alió con la Universidad de Harvard para lanzar un proyecto ambicioso en Estados Unidos, un Observatorio del idioma y la cultura española en Estados Unidos.


Hay quienes se preguntarán si cabe hacerlo en el país del norte donde la mayoría habla inglés. Pero la minoría que habla español, pujante y creciente día a día, justifica con creces hacerlo. Según el censo más reciente, allí viven 50 millones de hispanos, la mayoría de los cuales haba español.
En estos momentos uno de cada seis habitantes de los 300 millones es hispano. Pero la proporción sube entre la niñez, ya que uno de cada cuatro pequeños es hispano. Quiere decir que, de mantenerse la proporción y las tendencias demográficas, para el 2050 se proyecta que habrá un 25 % de hispanos (en comparación con un 17 % actual), lo que significará 100 millones de personas.
El gran motor de la defensa del idioma en Estados Unidos es la Academia Norteamericana de la Lengua Española (ANLE), dirigida por Gerardo Piña Rosales, quien presidió una de las sesiones del Congreso de Panamá. Es de esperar que el Observatorio tenga muy en cuenta a la ANLE para unir fuerzas en un objetivo común.

Para que nos ilustre sobre el proyecto del Observatorio, que sesionará en la Universidad de Harvard en Cambridge, Massachusetts, le pedí una colaboración al director ejecutivo del proyecto, Francisco Moreno Fernández, quien respondió con su amabilidad de siempre. He aquí su informe:

INSTITUTO CERVANTES Y UNIVERSIDAD DE HARVARD

La fuerza internacional del español ha tenido en Norteamérica su gran epicentro de las últimas décadas y es de esperar que, en las próximas décadas, Norteamérica siga siendo la base para el crecimiento del español, en términos demográficos -México y los Estados Unidos son los mayores territorios hispanohablantes del mundo- y en términos de prestigio, por la posición decisiva que está ocupando lo hispano en los Estados Unidos. Claro que España y la América hispanohablante son piezas clave para el desarrollo cultura del español, pero el gran motor de ese desarrollo estará sin duda en Norteamérica.

El Instituto Cervantes y la Universidad de Harvard no pueden ser ajenos a la evolución del español en los Estados Unidos ni a los acontecimientos que se produzcan en Norteamérica. La unión del Cervantes y de Harvard es más que conveniente, ya que ambas son entidades de prestigio, que quieren seguir de cerca en el desarrollo de una lengua de futuro como el español y contribuirá a su consolidación, no solo como seña de identidad de la gran comunidad hispana, sino como lengua de prestigio internacional. Para ello proponen la creación de un “Observatorio de la lengua española y las culturas hispánicas en los Estados Unidos”.

Entre los objetivos de este Observatorio estarán los siguientes:

  1. Desarrollar proyectos de investigación aplicada sobre didáctica y metodología para la enseñanza de la lengua española, con especial atención a la enseñanza y el aprendizaje del español en los Estados Unidos de América.
  2. Desarrollar proyectos de análisis e investigación del contacto de las lenguas española e inglesa en diferentes territorios y registros, con especial atención al contexto estadounidense.
  3. Desarrollar experiencias orientadas a la creación y desarrollo de recursos y procedimientos de aprendizaje de lenguas extranjeras en entornos virtuales y en modalidades a distancia.
  4. Organizar programas de formación y actualización de profesores de español como lengua segunda y como lengua extranjera.
  5. Organizar regularmente encuentros, seminarios, debates y foros de intercambio de experiencias académicas y de investigación sobre la lengua española y su enseñanza.

 

La ANLE presente

22/10/2013

Nuestro colega en la Academia Norteamericana de la Lengua Española Nicolás Toscano Liria, profesor en St. John’s University, no está en la sección correspondiente a este blog, pero quiso enviar un saludo que tengo el gusto de trascribir:

Una breve nota para alzar la copa y brindar con nuestros anfitriones, el Ministerio de Educación de Panamá encabezado por la Sra. Lucy Molinar, y el Instituto Cervantes, dirigido por D. Víctor García de la Concha, por el valor unificador y la magia del don de la palabra, que por sortilegio, más de doscientos conferenciantes de toda Iberoamérica, han convocado  a su llamada en Panamá.

La Academia Norteamericana de la Lengua Española, a la cual pertenezco, ha venido representada por su director, D. Gerardo Piña Rosales, que preside hoy día 22 un distinguido grupo de panelistas que tratarán el tema de “Literatura hispánica y redes trasatlánticas”.

El Secretario de la Academia, Sr. Jorge Ignacio Covarrubias, nos muestra su saber hacer como bloguero del Congreso Virtual, paralelo al real, al que todos tenemos acceso informático.

El Sr. John O’Neill, Académico de Número y archivero de la Hispanic Society of America, ha disertado el domingo sobre esta prestigiosa institución neoyorquina y sus archivos.

El que escribe estas palabras, también Académico de Número de la ANLE, ha tenido el gusto de hablar sobre el proceso de digitalización de documentos raros e inéditos y del rescate del pasado histórico hispano de los Estados Unidos de la época anterior al May Flower.

España (1512-1822) y México (1822-1846) aportaron las primeras letras y el alfabeto a los Estados Unidos desde cien años antes de la llegada de los anglosajones a la Roca de Plymouth. La digitalización ha facilitado el acceso a materiales de utilidad para la creación de cursos que rescaten para el hispano este predio menos frecuentado de su historia y de su literatura, y le ayuden a mantener sus señas de identidad.

 

La avanzada dominicana

22/10/2013

Qué conveniente sería para los seres humanos disfrutar del don de la ubicuidad, sobre todo en jornadas como las del Congreso de la Lengua de Panamá en la que no hay más remedio que decidir entre varias exposiciones simultáneas, una más interesante que la otra. Atrapados en semejante circunstancia, como en la jornada del martes 22 habrá seis sesiones al mismo tiempo, he solicitado a uno de los expositores más prominentes que nos brindara al menos un saludo ante la imposibilidad de multiplicarme por seis para escucharlos a todos.

Querido colega y amigo:

Me complace extenderle un cordial saludo a usted y a través suyo a  los internautas de su interesante blog y a cuantos estén interesados en participar en la sección IV del Congreso Internacional de la Lengua Española, que será dedicada al tema “El libro entre la comunicación y la creación”, aspecto clave no solo para este encuentro de académicos y lingüistas, sino para todas las personas con inquietudes intelectuales, espirituales y estéticas.

En esta magnífica ocasión, con la oportunidad de vivir momentos significativos para la lengua y la literatura, Panamá se convierte en centro de atención mundial por la importancia del Congreso y la categoría de escritores, editores, profesores, cultores y lectores del pensamiento y la imaginación para enfatizar la importancia del Logos que nos distingue y enaltece.

Al ponderar el aporte de la Academia Norteamericana de la Lengua Española, que con su entusiasmo se suma al fervor de tantos académicos que nos reunimos para exaltar el legado hispánico, fuente del vínculo que nos unifica en el pensamiento y la sensibilidad, saludamos a cuantos visitan este valioso portal que pretende abrir nuevos surcos a la creatividad del lenguaje.

Bruno Rosario Candelier
Director
Academia Dominicana de la Lengua