A A A Tamaño de letra     Imprimir     E-mail     Compartir

Nuestra corporación es la más joven de las 22 que integran la Asociación de Academias de la Lengua Española. Aunque la idea de su fundación se venía gestando desde hace más de 100 años, no se plasmó en realidad hasta 1973. En esa ocasión, Tomás Navarro Tomás, miembro de la Real Academia Española, exiliado en Nueva York, inició el proyecto para la creación de la Academia Norteamericana, con la colaboración del chileno Carlos McHale, el español Odón Betanzos Palacios, el peruano Eugenio Chang-Rodríguez, el ecuatoriano Gumersindo Yépez, el puertorriqueño Juan Avilés y el español Jaime Santamaría. En 1980, en el Congreso de la Asociación de Academias celebrado en Lima, la Academia Norteamericana fue admitida en el seno de la Asociación de Academias, con los mismos derechos y obligaciones que las otras 21.
 
Desde 1973 a 1978, dirigió la Academia Norteamericana el lexicógrafo Carlos McHale y, a su muerte, fue nombrado para ocupar ese puesto el poeta y profesor Odón Betanzos Palacios. D. Odón Betanzos la dirigió hasta su fallecimiento en 2007. En la actualidad, el director de la ANLE es D. Gerardo Piña-Rosales, escritor y profesor universitario.
 
Nuestra academia es una corporación sin fines de lucro, cuya finalidad declarada es fomentar la unidad y defensa de la lengua española, excluyendo toda política. Tiene su sede en Nueva York, pero puede celebrar sesiones en otras partes de los Estados Unidos. Los aportes de instituciones filantrópicas y las donaciones de amantes de la lengua española contribuyen a su sostén.
 
Integran la Academia Norteamericana creadores, lingüistas, lexicógrafos, ensayistas, investigadores científicos y literarios, historiadores de la lengua, profesores universitarios, traductores, y un número cada vez mayor de científicos y técnicos de diversos ramos. En la nómina de académicos de la Norteamericana han figurado (y en algunos casos figuran aún) nombres tan relevantes como los de Tomás Navarro Tomás, Jorge Guillén, Ramón J. Sender, José Ferrater Mora, Joan Corominas, Odón Betanzos Palacios, Ildefonso-Manuel Gil, Enrique Anderson Imbert, Eugenio Florit, Rolando Hinojosa-Smith, Eugenio Chang-Rodríguez, Fernando Alegría, y muchos otros que no cabrían en esta breve reseña.
 
La Academia Norteamericana de la Lengua celebra actos para recibir a nuevos miembros, a los que contestan miembros elegidos por el Director. Los miembros Numerarios son 36, y es obligatorio que residan en Estados Unidos a la hora de su ingreso. Los miembros Correspondientes son 150 y pueden residir en cualquier parte del mundo.
Los directores de todas las academias, además de José Manuel Blecua, Director de la RAE (último a la derecha) y Humberto López Morales, Secretario General de la ASALE, reunidos en la Asociación de Academias de la Lengua, en la RAE, Madrid, España. (2007). También aparece en la foto Víctor García de la Concha, Director de la RAE en esa fecha.

 

La primera publicación de nuestra corporación es el Boletín de la Academia Norteamericana (BANLE), dirigida por D. Eugenio Chang-Rodríguez desde su primer número de 1976. Contiene principalmente estudios lingüísticos y filológicos del mundo hispánico, en particular del de Estados Unidos. Recoge, además, las labores de sus miembros y de las de las Academias hermanas, así como colaboraciones de otras fuentes. Hasta la fecha se han publicado 10 números, con un promedio de 116 páginas por número. El número 11 está por aparecer. Además, la Academia publica, bajo la dirección de D. Joaquín Segura, las hojas de Glosas, destinadas a los traductores y a quienes manejan públicamente la lengua española. Glosas lleva ya publicados 5 volúmenes de 10 números cada uno.
 
La Academia Norteamericana viene colaborando estrechamente con la Real Academia Española (RAE) y con las demás academias de América en la revisión y ampliación de las más recientes publicaciones de la RAE: la Ortografía, el DRAE de 1994, el Diccionario panhispánico de dudas, la Nueva Gramática de la Lengua Española, el Diccionario de Americanismos, la próxima edición del Diccionario de la Real Academia Española (DRAE),y ha intervenido con representantes y ponencias en todos los congresos de la lengua realizados desde su fundación.