JANET PÉREZ INGRESA EN LA ACADEMIA NORTEAMERICANA DE LA LENGUA ESPAÑOLA

Publicado: Octubre, 2009

NUEVA YORK (10/10/09).— Una de las hispanistas estadounidenses más distinguidas, con unos 300 artículos, libros y otros estudios sobre las letras de España e Hispanoamérica, catedrática en la Texas Tech University y directora de la revista Hispania, ingresó como miembro de Número en la Academia Norteamericana de la Lengua Española.

 
La doctora Janet Pérez recibió el diploma que la acredita miembro Numerario de la ANLE y Correspondiente de la Real Academia Española en un acto celebrado en el Instituto Cervantes el viernes 9 de octubre.
 
En su discurso de recepción en la ANLE, “El exilio español del 39: las escritoras”, la nueva académica, después de honrar la memoria de Ignacio Soldevila Durante —cuya vacante ocupará—, ofreció una interesante muestra representativa de algunas de las mejores escritoras del exilio, a la luz de nuevos conceptos como los de exilio interior, exilio ling?ístico, exilio de género. Se refirió a Carmen Conde, Rosa Chacel, María de la O Lejárraga, Ernestina de Champourcin, Concha Zardoya, Teresa Pàmies i Bertran, María Zambrano y Mercè Rodoreda, subrayando en cada instancia las dificultades que estas escritoras tuvieron que superar en sus largos exilios para que sus obras alcanzaran el reconocimiento que merecían.
 
De izq. a dcha: Eugenio Chang-Rodríguez, Janet Pérez y Gerardo Piña-Rosales.
 
El director de la ANLE, Gerardo Piña Rosales, contestó el discurso de la nueva académica con un breve texto titulado, “Janet Pérez y los estudios sobre la literatura del exilio”, en el que habló de otras escritoras exiliadas como Constancia de la Mora, Federica Montseny, Angelina Muñiz-Hueberman “Todas ellas —señaló— coadyuvaron a formar una poética del exilio, donde la lengua era la única patria posible, y la memoria, la libertad de la imaginación creadora o el retorno sus temas recurrentes y específicos”.
 
Tras unas calurosas palabras de bienvenida de Eduardo Lago, director del Instituto Cervantes, Piña- Rosales leyó el texto de presentación preparado por Jorge Ignacio Covarrubias, secretario de la ANLE, quien no pudo asistir al acto.
 
Covarrubias no se limitó a redactar una aséptica nota biobibliográfica de la profesora Pérez, sino que, al socaire de una breve autobiografía que la misma Janet Pérez había compuesto para la ocasión, trazó una semblanza muy emotiva de ésta.
 
Por él, el público supo de los difíciles comienzos de la profesora Pérez, que en ciertos momentos de su vida, en Missouri, y todavía adolescente, se vio obligada a ser recolectora de fresas y algodón, mecanógrafa y “reportera” de un tribunal. “En cierto sentido me crié en el siglo XIX. La casa no tenía calefacción, ni electricidad, ni agua corriente, ni baño interior, ni siguiera agua potable…”, escribió Covarrubias citando a Janet Pérez.
 
Pero gracias a su inteligencia, a su afán de saber y, desde luego, a su perseverancia, Janet Pérez, consiguió, a base de becas, llegar a la universidad. Fue la primera mujer en Texas Tech University en ganar el premio a la investigación distinguida de la Barnie E. Rushing Faculty Award. Fue profesora de literatura española en la Universidad de North Carolina, y desde hace tres décadas es catedrática en la Texas Tech University.
 
La profesora Pérez es considerada una de las hispanistas más importantes de nuestro tiempo. Sus libros y estudios sobre Ortega y Gasset, Ana María Matute, Miguel Delibes, Gonzalo Torrente Ballester, Camilo José Cela, sobre narradores y poetas españoles e hispanoamericanos, son seminales, modélicos en su prurito esclarecedor, profundos y a veces polémicos. Durante los últimos años, la profesora Pérez ha sido editora de Hispania, la prestigiosa revista de la Asociación Americana de Profesores de Español y Portugués.
 
El académico Eugenio Chang-Rodríguez, director del boletín de la ANLE, entregó el diploma de académica de número a la profesora Janet Pérez, quien declaró: “Ser elegida miembro numerario de la ANLE y correspondiente de la Real Academia Española es indudablemente el honor que más significa para mí, primero porque es con mucho el más importante de mis honores, y segundo porque no lo esperaba…”
 
Entre el numeroso público asistente, se encontraban, además del profesor Genaro Pérez, esposo de la nueva académica y prestigioso hispanista, varios miembros de la ANLE: Leticia Molinero, Daniel Fernández, María Cornelio, Vanessa Lago-Barros, Alister Ramírez, Porfirio Rodríguez.
 
Comisión de Información
Academia Norteamericana de la Lengua Española
 
PARA SU DIFUSIÓN INMEDIATA:
Contactos: