Eduardo Lolo investido como Comendador de la Imperial Orden Hispánica de Carlos V

Eduardo Lolo, miembro de la Junta Directiva de la ANLE, fue investido Comendador de Número de la Imperial Orden Hispánica de Carlos V de la Sociedad Heráldica Española, distinción que se otorga a quienes “por su calidad, prestigio y defensa de la Hispanidad se hagan merecedores de ello”.

La ceremonia se llevó a cabo el 28 de mayo en el Altar Mayor de la iglesia del Real Convento de San Jerónimo, en Granada, fundado por los Reyes Católicos. El rito de Cruzamiento (el toque de la espada en la cabeza y los hombros del investido) lo llevó a cabo D. Enrique de Borbón, Gran Maestre de la Orden, en presencia de altos directivos de la entidad, el capellán de la misma y el público presente en la iglesia.

“Asumo este privilegio a nombre de todos los hispanistas de los Estados Unidos y, en particular, de mis colegas de la Academia Norteamericana de la Lengua Española, todos grandes defensores de la Hispanidad”, comentó el investido al término de la ceremonia, quien se desempeña como bibliotecario de la ANLE y bibliógrafo de la Modern Language Association of America (MLA) y es miembro correspondiente de la Real Academia Española (RAE).

Lolo afirmó que “este galardón llegó a mis manos como la mayoría de los recibidos por mí hasta ahora: sin esperarlo ni procurarlo. Fue simplemente el resultado de la decisión de un grupo de colegas que dispusieron reconocer mis esfuerzos por más de 30 años en la promoción de los estudios hispánicos en los Estados Unidos”.

El destacado polígrafo fue distinguido por una dedicada carrera profesoral y una docena de libros de temas hispánicos publicados, además de su desempeño como miembro de varias organizaciones académicas y literarias que tienen como objetivo principal el estudio y promoción del español y las culturas hispánicas en Estados Unidos.

“Mi investidura como Comendador de Número de la Imperial Orden Hispánica de Carlos V de la Sociedad Heráldica Española corrobora el creciente reconocimiento de la sociedad española de la labor que venimos realizando los hispanistas de este lado del Atlántico”, afirmó Lolo. “Que una organización como la Imperial Orden Hispánica de Carlos V de la Sociedad Heráldica Española reconozca la labor por la Hispanidad de intelectuales fuera de las fronteras españolas constituye un ejemplo más de cómo la globalización del presente siglo comienza a dar sus resultados”.

En la actualidad, la Orden tiene caballeros y damas galardonados en otros países europeos tales como Portugal, Francia, Bélgica, Italia, Estonia, Eslovaquia, Rusia, Holanda, Suecia. En América han recibido diversos grados colegas de nuestro país, así como de México, Puerto Rico, la República Dominicana, Colombia, Argentina y Venezuela.